Protocolos

Los protocolos entre agencias pueden establecerse preferiblemente antes de lanzar el programa, o después de su diseño. Estos protocolos pueden guiar la selección de casos para remisión y establecer criterios de elegibilidad.

También determinan los procedimientos a seguir en varias circunstancias (como cuando el consentimiento de una de las partes no puede obtenerse, cuando no se puede llegar a un acuerdo, cuando una de las partes decide retirarse del proceso, cuando un delincuente no cumple con los términos de un acuerdo mediado). Así mismo, las víctimas de delitos pueden servir de guardianes de facto al rehusarse a participar en sesiones con ciertos tipos de delincuentes.